MODISTERIA

Queremos aportar a nuestros clientes una garantía de calidad y profesionalidad en el arreglo de nuestras prendas, por eso nuestro equipo de modistas está altamente cualificado para este tipo de retoques. Las costureras tras una larga preparación profesional, saben tratar con este tipo de trabajos de alta costura y sus estudios y experiencia conforman un valor añadido cuando nuestro público compra nuestros productos.

CONFECCIÓN A MEDIDA

Nuestro diseñador se dedica exclusivamente a la confección a medida. Ha realizado vestidos de novia y de fiesta. Trabaja el traje sastre y las pequeñas prendas como blusas, tops, faldas y pantalones. Tiene un recorrido profesional de más de 20 años y trabaja a nivel nacional e internacional.

El proceso de confección a medida comienza con una primera estimación de lo que se quiere hacer y su coste aproximado, dependiendo de la complejidad del trabajo y de la calidad de las prendas empleadas, el resultado final será más o menos económico. El siguiente paso es la selección de muestras de tejidos y después de concretar esto, se realiza el pedido formalmente dejando una paga y señal. Seguidamente, a mejor conveniencia del cliente, se queda en un día para que el diseñador se persone en la tienda y pueda tomar las medidas de la clienta. Una vez, formalizado el pedido y tomadas las medidas, el diseñador probará el patrón con el forro de la prenda para acabar de concretar los últimos detalles, y finalizada esta primera prueba, acabará de confeccionar el modelo, ahora sí, con las telas escogidas por la clienta. La última prueba será una vez el modelo esté totalmente acabado y listo para entregar.

El tiempo requerido para la realización del trabajo, depende básicamente del volumen de pedidos que tenga el diseñador en esos momentos, por lo cual, es conveniente encargarlo con antelación suficiente (mínimo un mes).

FORMAS DE PAGO

Este tipo de ropa, al ser casi siempre arregladas por la modista, se suelen dejar reservadas con un depósito del 50% hasta que el cliente finalmente se lo lleva a casa. Este depósito puede ser en dinero en metálico, mediante tarjeta de crédito o transferencia bancaria.

La reserva implica, que la prenda en cuestión, se guarda a una persona en concreto y por lo tanto, Patricia Barcelona no la puede poner a la venta sin permiso de la persona que ha hecho la reserva. Esta prenda se guardará durante 15 días aproximadamente. El cliente tiene derecho a desestimar la reserva y entonces el producto volvería a ponerse a la venta. En este caso, el depósito dado por el cliente, se transformaría en un vale personal e intransferible para una próxima compra. El vale de compra tendrá una caducidad de 3 meses; pasado dicho tiempo, el vale quedará invalidado.

Si quieres más información

Contáctanos